Contratar Seguro de Salud -> Contratar Seguros Salud Privados

Seguros médicos privados
Contratar Seguros Salud Privados

Antes de contratarlos, conviene informarse bien sobre lo que no incluyen

El 17% de la población española, cerca de 6,8 millones de personas, tiene contratado un seguro de asistencia médica privada. Esta red, que corre paralela a la maquinaria de la sanidad pública, está sustentada en usuarios dispuestos a pagar ambos servicios. Una atención médica más rápida, ausencia de listas de espera, posibilidad de elegir médico dentro de un cuadro sanitario y hospitales que no están saturados son las ventajas que ofrecen estos seguros a quien se lo pueda permitir. Pero no todo es color de rosa: un estudio refleja que el 50% de las quejas de los usuarios están motivadas por la falta de cobertura y las exclusiones y un 30% por la demora en el servicio y por falta de calidad.

Más de un centenar de compañías

La sanidad privada es un negocio que, pese a llevar varios años estancado, ahora empieza a estar en alza. En 2002 las primas de seguros de salud en España supusieron 3.290 millones de euros, lo que equivale a un incremento del 9,6% con respecto al ejercicio anterior, según los datos ofrecidos por Icea (Investigación Cooperativa entre Entidades Aseguradoras), una organización formada por un conjunto de entidades del sector que representan el 95% del mercado español.

En estos momentos existen más de un centenar de compañías que ofrecen estos servicios. En los diez primeros lugares se hallan Adeslas, Asisa, Sanitas, Mapfre Caja Salud, DKV Seguros, Asistencia Sanitaria Colegial, Aresa, Igualatorio Médico Quirúrgico, Caser, y Quinta de Salud la Alianza M. P. S.

¿Qué ventajas ofrece el sector sanitario privado?

  • La ausencia de listas de espera
  • La posibilidad de escoger médicos dentro de los cuadros sanitarios estipulados por cada empresa
  • Contar con una atención mucho más rápida en las salas de urgencia, pues los hospitales no están saturados
  • Disponer de asistencia médica en el extranjero
  • Hospitalización sin límites en centros con habitaciones individuales o con camas para acompañantes
  • Pólizas especiales para servicios odontológicos
  • Descuentos en los pagos si se hacen de forma trimestral, semestral o anual. Y descuentos para familias.

Pero no todo son ventajas. Ante la extensa lista de aseguradoras que se mueven en el mercado español en busca de potenciales clientes, las organizaciones de usuarios alertan a los consumidores de la importancia de saber elegir.

Si se está dispuesto a pagar la salud por partida doble, es decir, a la sanidad privada y a la pública conviene determinar con claridad los pros y contras.

Aspectos a tener en cuenta en la contratación de un seguro de salud privado

  • Es importante cerciorarse de que no existen restricciones en la consulta con un mismo especialista, pues en algunas compañías ocurre
  • Hay que fijarse bien en los límites de hospitalización. En teoría no existen, pero algunas empresas pueden establecer un máximo de días
  • Para la sanidad privada las hospitalizaciones psiquiátricas sólo pueden ser de 30 días.
  • No se cubre la compra de medicinas. Ni tampoco hay deducciones fiscales en este sentido.
  • Todas las patologías no están cubiertas. Así, por ejemplo, el tratamiento del Sida, los transplantes, problemas derivados de intentos de suicidio o la cirugía estética no están incluidos en los seguros. Aunque hay algunas empresas, como por ejemplo la compañía Asisa, que ha decidido ofrecer transplante de órganos
  • Al tratarse de seguros privados las compañías pueden, libremente, rechazar a un cliente en función de su estado de salud. Y como cualquier otro seguro, en casos específicos pueden decidir no renovar la póliza, por ejemplo cuando se trata de personas que generan muchos gastos
  • Si una mujer embarazada adquiere un seguro no puede, de inmediato, obtener cobertura en el proceso de gestación. Los períodos de carencia suelen ser bastante largos. A veces una mujer debe esperar hasta seis meses para que el seguro le cubra algunas ecografías
  • Las compañías privadas, -aunque no todas-, cobran un suplemento por consulta médica

Qué tipo de cobertura se desea, cuánto se está dispuesto a pagar, qué cuadros de especialistas ofrece la compañía así como los descuentos que se pueden obtener son elementos a tener en cuenta para no equivocarse en la elección
Fuente:consumer.es
.

 


Contratar Seguros Salud Privados Consejos: contratar seguro salud ¿Qué seguro médico de salud elegir? Declaracion de salud. Seguros
Letra pequeña en los seguros