Sanidad Privada -> Ventajas e inconvenientes sanidad privada

Seguros médicos privados: Sanidad a la carta, previo pago. (Seguro médico salud)

Ventajas e inconvenientes de la sanidad privada.



Una persona de clase alta o media-alta con profesión liberal, que busca comodidad tanto a la hora de acudir al médico como cuando ha de ser hospitalizada, y que valora mucho la posibilidad de elegir al médico especialista. Este es, a grandes rasgos, el perfil del cliente de los seguros sanitarios privados. En España, el 17% de la población, es decir, alrededor de 7 millones de personas, tienen contratado un seguro de asistencia médica privada, según datos de Investigación Cooperativa entre Entidades Aseguradoras y Fondos de Pensiones (ICEA).

La saturación de los servicios sanitarios adscritos a la Seguridad Social, el progresivo aumento del nivel de vida en nuestro país y un paulatino cambio de mentalidad en la importancia que se otorga a todo lo relacionado con la salud explican que hoy la sanidad privada sea un negocio al alza: en el 2004 la contratación de sus pólizas creció un 4% respecto al año anterior, convirtiéndose en uno de los sectores de las aseguradoras que mejor comportamiento mostró.

La medicina privada ofrece, por lo general, varios tipos de pólizas, pero la más extendida -con un 86% de la cuota de mercado- es la de la asistencia sanitaria completa (médicos de familia, especialistas...) con servicios en el territorio nacional y en el extranjero y libre elección de médicos dentro de los cuadros de la compañía. Ginecología, pediatría y traumatología son las especialidades más demandadas por los usuarios de la sanidad privada. Junto con estas prestaciones, los seguros privados también cubren la asistencia hospitalaria, intervenciones quirúrgicas, urgencias, partos, análisis, exploraciones, tratamientos, medicina general y especializada, asistencia a domicilio, etc.

Pero no es oro todo lo que reluce. Las compañías de asistencia sanitaria privada no son otra cosa que empresas en busca de negocio y exigen al nuevo asegurado una salud casi de hierro: antes de aceptar a un cliente, lo someten a un exhaustivo reconocimiento médico tras el cual se decidirá si es admitido. Ante la más mínima sospecha de que presente complicaciones de salud en un futuro inmediato, podrá ser rechazado: una persona con muchas probabilidades de enfermar no es el cliente ideal.

Otro aspecto poco conocido de estas empresas es el periodo de carencia que aplican: algunas coberturas de las pólizas no son efectivas desde el principio, y ello con la finalidad de evitar clientes que buscan beneficiarse inmediatamente de las ventajas de la sanidad privada. Podrán hacerlo, pero tras haber sido usuarios 'no problemáticos' durante un tiempo.

Acertar en la elección

  • Antes de contratar un seguro de asistencia sanitaria, revise minuciosamente las condiciones y prestaciones del mismo. Asegúrese de que los servicios concertados cubren sus necesidades.
  • Haga números. Además del coste mensual de la prima, calcule con qué frecuencia acude al médico y a cuánto asciende cada visita (el copago).
  • Lea con atención la letra pequeña de las pólizas. Preste especial atención a los posibles recargos o cancelación por siniestralidad, a los límites de cobertura por proceso y año, a los periodos de carencia, a la posibilidad de que se anulen en casos graves de urgencia, a la posible rescisión de póliza en edades avanzadas y a la cobertura geográfica.
  • Cerciórese de que no existen restricciones en la consulta con un mismo especialista.
  • Compruebe si la compañía dispone de una dilatada experiencia en el sector, de una amplia gama de médicos y clínicas a disposición del asegurado, de consultorios médicos propios y de asistencia mundial en caso de emergencia.
  • Infórmese de si los centros concertados ofrecen calidad, y no sólo a nivel hotelero, sino también en asistencia, instalaciones y equipos médicos.
  • Pida la lista de médicos y fíjese dónde tienen su consulta: si están demasiado lejos de su casa, en más de una ocasión le dará pereza acudir hasta allí.

Fuente:consumer.es

 


Ventajas e inconvenientes sanidad privada Los que más pagan Período de carencia: seguros de salud Sanidad Privada vs Sanidad Pública