¿Qué es un Seguro de Salud? -> Ventajas e inconvenientes Seguros de Salud

Ventajas e inconvenientes

Los seguros de asistencia sanitaria, los más demandados, ofrecen una serie de prestaciones. Incluyen los servicios médicos básicos: medicina general, pediatría, puericultura, servicios de enfermería, servicio permanente de urgencias en hospitales o incluso en el domicilio y todo tipo de medios de diagnóstico (análisis clínicos, radiología, etc.). Además, incluyen los servicios de especialistas y ofrecen hospitalización quirúrgica y médica, hospitalización en la UVI y servicio de ambulancias. En general, en este tipo de seguros completos de asistencia sanitaria, las especialidades más demandadas son las de ginecología, pediatría y traumatología.

Una de las ventajas de los seguros de salud es que ofrecen la posibilidad acceder directamente al especialista, sin tener que esperar listas de espera.

Ofrecen la posibilidad acceder directamente al especialista, sin tener que esperar listas de espera

Además, permiten la 'libre elección' de médico y centro hospitalario, siempre que se realice dentro del 'cuadro médico' (normalmente suele ser un libro que se facilita al titular desde el mismo momento que contrata este tipo de seguro) y destacan por su rapidez en la obtención de los resultados de pruebas médicas. Otros de los servicios que marcan la diferencia entre la sanidad pública y la privada es que ésta última puede ofrecer prestaciones de valor añadido. Así, en la actualidad se impone la práctica, tal y como viene haciendo desde hace un par de años la sanidad pública, de ofrecer servicios de telemedicina, asistencia a domicilio, poder optar a una segunda opinión médica o disponer de los servicios de centros de atención telefónica o de líneas médicas 24 horas. También el cliente cada vez da más importancia a todos los factores que tienen que ver con la hostelería asistencial. "Los pacientes quieren tener habitación privada con cama y comida para su acompañante, algo que encuentran en la sanidad privada. También valoran el envío por correo, email o incluso teléfono móvil de los resultados de pruebas diagnósticas", comenta Pablo Juantegui, desde Sanitas.

No obstante, la sanidad privada también presenta numerosos puntos oscuros que conviene conocer. Josep Santacreu, consejero delegado de DKV Seguros, afirma que suele ser muy frecuente que las mujeres contraten un seguro de salud en su etapa fértil. Pero precisamente esa mayor demanda por parte de mujeres en edad de concebir apunta uno de los inconvenientes de algunas aseguradoras: en ocasiones, si la mujer ya está embarazada muchas de las aseguradoras no la aceptan como cliente

En ocasiones, si la mujer ya está embarazada muchas de las aseguradoras no la aceptan como cliente o, al menos, indican que deberá pasar un periodo determinado (denominado carencia) para que pueda comenzar a beneficiarse de los servicios sanitarios. Es decir, las aseguradoras no ofrecen algunas coberturas de las pólizas desde que se contratan, sino que imponen plazos determinados para que el cliente pueda disfrutar de ellas. Su objetivo es evitar que el titular se beneficie inmediatamente de determinadas ventajas.

Además, las aseguradoras con frecuencia aportan información insuficiente sobre los servicios que no cubren o las restricciones que imponen a los especialistas para controlar el gasto. Desde la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) recomiendan a los clientes preguntar y conocer con exactitud qué es lo que les cubre su seguro. "El origen de la mayor parte de las reclamaciones que recibimos por parte de usuarios de seguros médicos privados reside en el desconocimiento de cláusulas de los seguros. Muchos se quejan de que cuando sufren un trastorno, la póliza no les cubre", asegura Ileana Izverniceanu, portavoz de la OCU.

En ocasiones, los problemas también se presentan cuando los clientes del seguro presentan enfermedades de suma gravedad, como cáncer o sida. Con dolencias de este tipo, las coberturas que ofrecen las aseguradoras son muy limitadas. Marío Albéniz, médico interino de la Seguridad Social, afirma que es consciente de que muchos pacientes desconocen que si se posee una patología como el cáncer no les aceptarán en la sanidad privada, al menos, no correrán con el coste total del tratamiento necesario.

Además, los tratamientos de esterilidad, determinados trasplantes o cirugía estética tampoco suelen cubrirse con los seguros de salud. En situaciones extremas, como epidemias, guerras o fenómenos meteorológicos catastróficos, las aseguradoras tampoco son responsables de garantizar el tratamiento adecuado a sus clientes. "El cliente a veces se sorprende cuando la aseguradora considera que no debe cubrir el tratamiento de una enfermedad porque estima que ya existía antes de que se contratase la póliza o porque, en el caso de que el seguro sea reciente, todavía no funciona al 100%, lo que se conoce como periodo de carencia", asegura Albéniz. "La Seguridad Social tiene carencias pero podemos presumir de contar con uno de los mejores sistemas sanitarios públicos de todo el mundo", añade.

El desconocimiento por parte de los usuarios también afecta al coste del seguro. Por ejemplo, muchos usuarios no saben que al cumplir 65 años el coste de la mensualidad se incrementará entre el 75% y el 100%, según el caso. Fuente: www.comparativa-seguros.net


Definición Seguro Salud Ventajas e inconvenientes Seguros de Salud Precios Seguros Salud Seguros de salud y embarazo
Períodos de carencia Copagos Tratamientos y medios de diagnóstico Prótesis
Transplantes Asistencia Mundial Seguro de reembolso Resumen básico: seguros de salud